Hermosas poesías de Colombia para niños

Lo más vendido

La poesía es un excelente recurso educativo para fomentar el amor por la Patria y fortalecer en el corazón de cada niño la identidad nacional. Te invitamos a que te animes a practicar con los niños y así disfruten de un momento muy especial en familia.

colombia para niños

Los poemas son hermosas declaraciones que generalmente se utilizan en los actos patrióticos del colegio y están llenas de expresiones de amor para la Patria, su cultura y su gente. 

La poesía no solo les hace descubrir la magia de las palabras y su musicalidad, sino que les aporta excelentes beneficios, desde el simple hecho de aprender más sobre el lenguaje, hasta descubrir nuevas formas de expresar sus emociones y sentimientos.

Según Almudena Palacios, experta en el método Montessori, leerles poemas a los niños y que ellos participen activamente en la actividad tiene excelentes beneficios:

  • Estimula su desarrollo emocional, cognitivo y comunicativo: la poesía nos hace sentir y emocionarnos, pues no solamente la podemos leer sino que utilizamos los gestos y la entonación cuando la leemos. 
  • Mejora la memoria: sin darse cuenta el niño repite las rimas y finalmente se aprende el poema.
  • Aumenta su vocabulario con la adquisición de nuevas palabras y formas de expresarse.  Mediante las rimas los niños aprenden cómo se combinan los sonidos para formar palabras y frases, empezarán a entender el ritmo de la lengua y se irán adentrando poco a poco en el mundo de la lectoescritura.
  • Desarrolla su expresión corporal, invita a los niños a que acompañen la lectura con gestos y expresiones para fomentar sus habilidades sociales y la capacidad de comunicación.
  • Aprecia la musicalidad: el niño es capaz de experimentar nuevas sensaciones y desarrollar su aprendizaje artístico. 
  • Incentiva el gusto y amor por la lectura: busca poesías fáciles y entretenidas.
  • Mejora la dicción: recitar poesía ayuda a pronunciar correctamente las palabras para darle musicalidad a la rima.

Descubrir al pequeño poeta

El poeta colombiano Nelson Romero dice que “cuando un niño de cuatro o cinco años mira en un atardecer que la luna es tapada por el paso de la nube, no dice que la nube tapó la luna sino que la luna se escondió”. La poesía es un excelente recursos para manifestar todo lo que su imaginación es capaz de crear.

El niño siempre se asombra y hay que presentarle la poesía como una forma de juego con las palabras, los sentidos y las imágenes, que él se sienta y viva su propio mundo.

Romero recomienda comenzar con poemas cortos con mucha rima, los juegos de palabras, las adivinanzas, los poemas para niños clásicos convertidos en canciones y que cuentan historias de la vida sencilla, de tal forma que ellos lleguen a la poesía de una forma natural.

Poesía para Colombia

Leer algunos poemas colombianos es una excelente actividad para fomentar la lectura de una manera divertida, promoviendo en los niños la emoción, la expresión de sentimientos, la inspiración y el amor por su país. Seguramente en el colegio ya han aprendido algunos que puedes utilizar como punto de partida.

Nosotros hemos seleccionado algunos ejemplos para comenzar con esta hermosa experiencia. La idea es leerla varias veces y todos los días para que se guardan fácilmente en la memoria de los niños.

colombia para niños

El Tricolor En Mi Alma

Autor: Orlando Giraldo (OGA)

Con el amarillo

el sol esplendoroso

y del oro codiciado,

con el azul

del cielo infinito

que circunda el horizonte

y con el rojo

de la sangre que corre

por mis venas a torrente,

pinté sobre el blanco

de mi alma noble y pura

la bandera de mi patria colombiana

para que mi corazón en su latir

ondee incesante de pasión por su tierra,

por su gente, por la paz,

por el amor y por la vida.

En el sol y el oro

le di la luz, le di un tesoro;

en el cielo

le di el espacio infinito,

le di la libertad;

y en la sangre,

¡Y en la sangre!

le di toda mi vida

a ella consagrada.

Te amo Colombia

Autor: Héctor José Corredor Cuervo

Te amo Colombia, hermosa patria mía,
creada por mi Dios en primavera,
para vivir por siempre en alegría
con ritmo tropical de una palmera.

Amo tu cielo azul turquí en armonía,
tus llanuras, tus mares, tus montañas,
tus poemas de amor con grata melodía,
el trino de tus aves en las mañanas.

Amo tu gente colmada de fantasía,
tus glorias, tu escudo, tu bandera,
centauros indomables como alegoría
de libertad de hermanos sin frontera.

Mi pensamiento es prisionero en agonía,
al no tener tu sol de singular belleza
y al oír tu hermoso himno en lejanía,
mi corazón se estremece de tristeza.

Colombia bella

Autora: Margarita Ruth Correa U.

Admiro el verdor de sus montañas,
cobijadas con manto de neblina,
con el oro latente en sus entrañas.

Sus cascadas de agua cristalina,
y caminos de tierra colorada,
que bordean con flores la colina.

En el valle descansa la manada,
con las garzas al pie de los pantanos,
al arrullo que deja la quebrada.

Es la obra maestra del concierto,
tejida por el boga de los mares,
con Manaure, cerquita del desierto.

Primorosa por todos los lugares:
los nevados, termales y plantíos,
y por bosques sembrados de pinares

en los climas calientes y los fríos,
en la selva, con natural represa,
y las ondulaciones de los ríos.

Como novia radiante de belleza,
con el manto de la sierra nevada,
en los lagos refleja su pureza.

Con múltiples riquezas adornada,
es la Virgen de todos los altares,
y también es la más desamparada.

¡Es Colombia! …, ‘la Bella’, de los planos,
dibujados con divino acierto,
con el favor de grandes artesanos.

A Colombia

Autor: Julio Florez 

Golpea el mar el casco del navío
que me aleja de ti, patria adorada.
Es medianoche; el cielo está sombrío;
negra la inmensidad alborotada.

Desde la yerta proa, la mirada
hundo en las grandes sombras del vacío;
mis húmedas pupilas no ven nada.
Qué ardiente el aire; el corazón qué frío.

Y pienso, oh patria, en tu aflicción, y pienso
en que ya no he de verte. Y un gemido
profundo exhalo entre el negror inmenso.

Un marino despierta… se incorpora…
aguza en las tinieblas el oído
y oigo que dice a media voz ¿Quién llora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat